Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on Google+5Share on LinkedIn17Share on StumbleUpon0Buffer this page

Hoy te traigo algo especial. Este es un artículo escrito por Edith Gomez, editora y blogger en Gananci.com. Personalmente, creo que el copywriting es uno de los aspectos más importantes de crear una página web que genera resultados– y no se le presta la suficiente atención.

Aquí, Edith nos muestra algunos trucos sobre cómo mejorar ese copywriting, para persuadir a los visitantes que lleguen a nuestro sitio web.

¿Te has quedado con la mente en blanco alguna vez cuando ibas a redactar un artículo? Te surge la inspiración, una idea brillante para tu próximo artículo. “Va a ser la bomba”, piensas.

Empiezas a redactar algunas líneas, las borras, vuelves a escribir otras ideas y así durante un tiempo. Pero ves que necesitas algo, una magia especial para conectar con tus lectores.

¿Crees que sólo te ha pasado a ti?

Respira hondo y reflexiona después de leer este artículo. En él encontrarás la forma de enganchar a tu audiencia sin ser un Paulo Coehlo.

Tan sólo necesitas conocer algunos trucos de copywriting para conectar con el lector, motivarlo, generarle algún sentimiento positivo y persuadirlo a realizar una acción que puede ser desde suscribirse a una newsletter, compartir un artículo por redes sociales o que pinchen en la pestaña de contacto.

¿Estás preparado para mejorar la calidad de tus textos? Sigue estas recomendaciones:

1. Escribe para tontos

Piensa que tus lectores tienen un conocimiento inferior de la temática que estás tratando.

Por eso, procura no utilizar palabras que sean difíciles de entender, ni tratar temas demasiado especializados que requieran un nivel de experto. Porque de ser así, tus lectores se aburrirán y saldrán de ahí pitando.

Para muchos, escribir de forma simple puede darles la impresión de que no están demostrando su capcidad. Pero piensa en esto: la razón por la que las personas acuden a tu blog es para aprender– si eres capaz de explicar algo difícil de forma sencilla, tus usuarios te lo agradecerán.

copywriting-albert-einstein

2. Dirígete a tu lector de forma personal

¿Quién está detrás de tu blog?

Debes generar un clima cercano con el lector y la mejor forma de hacerlo es dirigiéndote a él como “tú”. Además de cercano, le haces sentir especiales y únicos.

Imagina que tu audiencia es menor de 30 años, ¿cómo crees que se sentirán si le hablas de usted? No se sentirán cómodos e intentarán buscar otro sitio en el que se sientan que puedan encajar mejor.

3. Cuenta una historia

Quizás sea al principio el punto que más nos cueste arrancar. Pero en el que más debemos prestar atención, ya que debemos mostrar empatía y conexión con el lector para que nos sigan leyendo y no nos abandonen.

Y la mejor técnica para esto es contar una historia, con una introducción, un nudo y un desenlace como en las películas. Las historias son la forma más antigua de atraer la atención de las personas.

Presta atención a cómo he comenzado este artículo contando una historia con una trama, desde mi experiencia, generando empatía y haciéndoles ver que si leen el artículo se llevarán un beneficio.

4. Muéstrate positivo

Para un copywriter, es más fácil crear una conexión con el lector escribiendo en positivo en lugar de negativo.

Uno de tus objetivos debe ser motivar al lector, animarles de alguna forma a seguir leyendo, convirtiéndote en su consejero, mentor o coach personal.

Si además de educar a un usuario con tus artículos eres capaz de generar inspiración, entonces le estarás dando una razón para que vuelva. Se trata de un valor añadido que hay que aportar al lector y por el que se sentirán muy agradecidos.

5. Haz que sea divertido leer tu artículo

Olvídate de escribir parrafadas. Escribe párrafos de 4 o 5 líneas como mucho con ideas concretas, claras y directas. El lector si ve un párrafo largo de 10 líneas, te garantizo que no perderá ni un minuto de su tiempo en leerlo ni siquiera por encima.

Además de párrafos cortos, prueba a añadir los siguientes elementos:

  • Bloques resaltados de texto
  • Citas y frases memorables
  • Listas con viñetas
  • Imágenes
  • Videos

A los lectores les encantan las listas enumeradas porque son rápidas y fáciles de leer. De lo contrario, se aburrirán y harán click en el botón Atrás.

Coloca imágenes cada cuatro o cinco párrafos para que el lector descanse la vista de leer, y cuida tu ortografía. Una coma mal colocada, una b en lugar de v o puntos donde no tienen que ir baja la calidad del artículo.

6. Reformula preguntas donde la respuesta sea SÍ

Un pequeño truco psicológico es reformular preguntas donde la respuesta sea .

Esto suele ocurrir cuando necesitas que realicen una acción en particular: hacer click en un botón, rellenar un formulario, o descargarse un ebook.

Cuando el lector piensa dice Sí a varias de tus preguntas, es cada vez más probable que lo siga haciendo.

Las personas cuanto más digan sí, más tenderán a realizar alguna acción que nos interese más adelante. Por eso, procura escribir pensando en los problemas del lector:

  • Reconoce sus obstáculos
  • Recompensa el esfuerzo que hace
  • Resalta sus objetivos

7. ¡El título es lo más importante, dale vueltas!

El título es la parte más importante del artículo del que dependerá que los lectores pinchen para leer el artículo.

Si un título no es llamativo no generará visitas y por tanto, no habremos conseguido nuestros objetivos.

Las palabras y expresiones que mejor funcionan en titulares son: cómo crear/ conseguir/ hacer, guía de cómo, por qué, entrevista, curiosidades, trucos, ingredientes, factores clave, consejos, lecciones de algún experto o famoso, ideas, etc.

8. Escribe contenidos extensos

Los contenidos que superan las mil palabras tienen mejores resultados que aquellos que contienen 500. Ahora sí, el contenido no debe ser spam y debe aportar valor al lector.

Aquellos contenidos largos que no dicen nada con el fin solo de hacer publicidad de su empresa y enlazar a sus artículos sin sentido, de forma poco natural, serán sancionados por Google y además repercutirá en la reputación de su marca.

Pero no olvides que si es largo debe cumplir todos los requisitos de organización que he citado más arriba, en el punto 5. El contenido debe ser fácil de leer y digerir.

9. Ofrece incentivos

Toda persona que escribe en una web o en su blog tiene un objetivo. Puede ser generar más ventas, ganar seguidores en redes sociales, fidelizar, aumentar visibilidad, ¡el objetivo que sea!

Dependiendo del objetivo que tengas, agilizará el proceso si ofreces incentivos a tus lectores y seguidores.

Por ejemplo, si quieres conseguir fans en Facebook, crea un concurso y ofrece un premio interesante para el ganador. Si quieres más lectores en tu web o blog, ofrece un ebook gratis, plantillas, cursos cuando se registren a la newsletter. Si buscas que se conviertan en suscriptores, prueba a crear una mejora de contenido.

De esta forma, le estás dando contenido de valor para que te den su correo electrónico y formen parte de tu base de datos. La idea es incentivarlos a que hagan lo que deseas pero a cambio de una buena recompensa. ¡A los clientes hay que mimarlos!

10. Evita escribir sobre actualidad

Si escribimos un post sobre el cambio del logo de Instagram o sobre la bajada de Apple en bolsa, es un tema que en unas semanas y meses no tendrá nada de valor. El tema quedará obsoleto por lo que nadie visitará más ese artículo en concreto.

No creas que porque ha pasado un año de tus artículos más antiguos, estos no se siguen leyendo. Te equivocas. Les pasa a muchos bloggers que entre sus artículos más populares se encuentran posts del año anterior.

Por eso, debemos escribir siempre artículos que aporten valor y no escribir sobre una noticia puntual de actualidad. Para eso están los periódicos.

11. No escribas en mayúsculas

No hay algo que deteste más que ver en un artículo una frase entera escrita en mayúsculas: “A QUÉ ESTÁS ESPERANDOOO”. La persona que escribe y se dirige al lector da a entender que el lector no se entera del mensaje y tiene que usar mayúsculas para captarlo.

12. Piensa en un buen final

La mejor forma de acabar un artículo es con una pregunta dirigiéndote al lector. Dile que compartan sus experiencias con los demás lectores y que cuenten sus anécdotas y conocimientos sobre el tema. Este tipo de preguntas funcionan muy bien para provocar que el lector deje comentarios en el blog.

Es efectivo hacer una pregunta y seguidamente utilizar llamadas a la acción del tipo: déjame un comentario aquí abajo y comparte tus opiniones, o si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales para que llegue a otras personas como tú.

Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on Google+5Share on LinkedIn17Share on StumbleUpon0Buffer this page

Crea tu página web como hacen los expertos.

Apúntate a un curso de 5 días que te enseñará a crear tu página web en WordPress. Sin tener que programar, y utilizando herramientas que te ahorrarán horas de trabajo.

An error occurred. Please try again and make sure all form fields are filled out.
¡Ahora estás apuntado! Revisa tu email.